Refugios Graef y Villa Mahuida

El refugio Graef

Como la nieve tenía muchos adherentes que impulsaban los ascensos a Chapelco para disfrutarla, y era tanto el esfuerzo de la subida, Don Federico Graef propuso la construcción de un resguardo más arriba del Cerro la Horqueta,para pernoctar, y así obtener más posibilidades con cada excursión.

Surgió así en el verano de 1948 un salón con muros de “troncos sin maquinar, apoyados unos sobre otros en forma horizontal, trabados con cajas realizadas con barreno manual y espigas de piezas de madera redondeada en forma rústica”, explica un informe de obra de la entidad. Tenía una sola ventana.

La construcción se asentó sobre piedras del lugar, para evitar los efectos de la humedad.

Las paredes tenían rendijas por donde se filtraba el aire, muy frío durante el invierno. Aprovechando los recursos a mano, se calafateaban con “barba de viejo” , el liquen que abunda colgado de los árboles.
Ponían especial cuidado en cerrar las pequeñas aberturas porque, según la orientación del viento, la nieve podía entrar al caer.”

Con los años fue decayendo su estado y hoy se encuentra en etapa de refacción.

Refugio Villa Mahuida

A finales de la década del 50, cuando el Club Lácar ya tenía más de 10 años de vida, se construyó en la base del Cerro Chapelco el refugio Villa Mahuida (“Villa del Cerro” en mapudungun).

El refugio luego del incendio

El 27 de Julio de 1992 el refugio sufrió un incendio que arrasó con la totalidad de su cocina, la secretaría y el sector de guarda esquíes. La solidaridad de la comunidad permitió que en 48 horas volviera a estar en funcionamiento.

Hoy, Villa Mahuida sigue siendo la casa del Club Lácar en el Cerro Chapelco, donde se reúnen los amantes de la nieve y los deportes de invierno y comparten las experiencias vividas en la montaña.

Durante la temporada invernal en el refugio funciona un restaurant que abre durante toda la jornada.
Hay casilleros para que los socios guarden sus pertenencias mientras esquían y guardaesquies para que queden durante la noche a resguardo.
Además dispone de amplios dormis donde el socio puede pernoctar con baños completamente equipados.